Fernando Camacho Padilla, investigador y docente de Historia contemporánea en la Universidad Autónoma de Madrid, realizó una estancia de 7 días en la Allameh Tabataba’i University en Irán en junio de 2018.

“La enseñanza de la historia y la cultura del Mundo Hispánico en países que no pertenecen a la región es todo un desafío y supone una gran responsabilidad por su amplitud y su enorme diversidad en todos los sentidos. Durante más de 12 años he impartido docencia en distintas universidades suecas, lo cual me ha permitido conocer la realidad y las necesidades de los estudiantes extranjeros que se interesan por la historia, la lengua y la sociedad de esta región. En cualquier caso, el enriquecimiento es mutuo, dado que resulta sumamente interesante y necesario conocer la visión y la imagen que se tiene de nuestra región desde el exterior.

Mi primer contacto con el mundo académico iraní ocurrió en el año 2011, cuando fui invitado a impartir dos asignaturas en el Máster de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Teherán. A pesar del buen nivel de español de la mayoría de los estudiantes, prácticamente ninguno había tenido la posibilidad de viajar a España o a un país latinoamericano. Su conocimiento era muy limitado, y estaba condicionado a la información que les ofrecían sus profesores iraníes y algunos profesores extranjeros que, de manera muy puntual, participaban en el posgrado.

Tras mi regreso a Suecia, país donde vivía en aquellos años, me llegaron numerosos correos de estudiantes y de profesores del país solicitando ayuda y asesoría en numerosos aspectos históricos y culturales. Mi siguiente viaje no se pudo realizar hasta el año 2015, nuevamente para ofrecer una serie de talleres académicos destinados a estudiantes y a profesores de español, lo cuales tienen muchas limitaciones para acceder a la cultura y a la historia del mundo hispánico, las cuales se podrían resumir en las siguientes:

– Imposibilidad de conseguir libros en español en Irán dado que las librerías no ofrecen este servicio, y, a causa de las sanciones económicas, en Irán no operan las tarjetas de crédito internacionales, de modo que tampoco se podrían comprar por internet. Además, muchas empresas, tales como Amazon, no ofrecen servicios a Irán, a pesar de que un ciudadano extranjero residente en Irán tenga alguna tarjeta de crédito de su respectivo país.

– Muchas plataformas de internet no ofrecen servicios en Irán a causa de las sanciones, por ejemplo, Google.

– Numerosas páginas web con contenido crítico a la República Islámica, tales como Wikipedia, están censuradas en Irán y no se puede acceder a ellas.

– La red de internet es lentísima y no permite descargar videos ni acceder a material de gran tamaño.

– La distorsionada imagen de peligrosidad que ofrecen los medios de comunicación occidentales sobre Irán incide a la hora de que profesores universitarios opten por ir al país, y todavía más en colaborar con instituciones oficiales.

– La gran dificultad para obtener visado en países europeos hace que los iraníes no puedan adquirir material ni conocer de cerca otras culturas. Algunos países latinoamericanos son más flexibles en la concesión de visados (Cuba, Venezuela, etc.), pero la lejanía geográfica, así como el alto coste de los billetes de avión, también se convierte en un gran impedimento.

Por lo tanto, la gratitud y el buen recibimiento es una garantía para aquellos profesores que viajen a Irán, al menos en el área de los Estudios Hispánicos. Lo cual hace muy apetecible el regreso y el seguir trabajando con estudiantes y profesores de este país. De ese modo, hasta la fecha me he desplazado a Irán en un total de 7 ocasiones. Todas ellas para ofrecer conferencias, talleres, cursos, así como para organizar encuentros internacionales. A través de estas actividades, he logrado motivar a un total de 7 profesores españoles a viajar a Irán, mayoritariamente de la UAM, pero asimismo de la UCM y la UC3M, y esta tendencia continuará, sin lugar a dudas, en el futuro.

Asimismo, el resultado de la estrecha colaboración con universidades iraníes incluye, entre otros, los siguientes:

– Organización de 3 encuentros internacionales, y un congreso internacional en la UAM, y otro congreso internacional en la Universidad de Teherán.

– Preparación de dos libros colectivos sobre Irán e Irán y el Mundo Hispánico, que serán publicados a finales de 2018 o comienzos de el 2019.

– Preparación de dos números de revistas académicas (Revista Occidente y Revista de Historia del Presente) sobre Irán, que saldrán a la luz en el año 2019.

– Dos convenios MOU con la Universidad de Teherán y la Universidad de Allameh Tabataba’i.

– Dos convenios de intercambio de PDI con con la Universidad de Teherán y la Universidad de Allameh Tabataba’i.

– Convenio de intercambio de estudiantes (grado y posgrado) con la Universidad de Allameh Tabataba’i.

– La concesión de un proyecto UAM-Santander con Asia titulado “Irán-Mundo Hispánico. 400 años de relaciones históricas y culturales”.

– Dos grandes donaciones de libros por parte de UAM Ediciones a las bibliotecas de la Universidad de Teherán y la Universidad de Allameh Tabataba’i.

De todas ellas, se han beneficiado un número muy significativo de estudiantes y profesores de los dos países. Además, en numerosos de estos encuentros ha asistido numeroso público no académico. Gracias a los convenios firmados, varios profesores iraníes han podido conocer las universidades españolas, especialmente la UAM, estableciendo nuevas modalidades de colaboración hasta la fecha inexistentes.

Por lo tanto, el salto en las relaciones culturales y académicas entre Irán y España desde el año 2015 ha sido cuantitativo y se espera mantener con la misma intensidad en los próximos años si se mantiene el respaldo institucional, el cual, hasta la fecha, ha sido incondicional y constante.

La estancia Erasmus, al igual que todas las anteriores realizadas en Irán, fue maravillosa. Tanto profesores de ELE como estudiantes quedaron encantados de poder contar con la presencia de un especialista en temáticas históricas y culturales, así como en aspectos de didáctica. Durante los encuentros, además de ofrecer una panorámica detallada de la historia y de la cultura del Mundo Hispánico, se resolvieron numerosísimas dudas y se ofrecieron una enorme cantidad de herramientas informativas y metodológicas sobre la enseñanza y aprendizaje de la civilización hispánica.

Por las razones expuestas, recomiendo a los profesores de la A4U a solicitar la beca Erasmus para realizar una estancia en cualquiera de los centros iraníes que forman parte de la red. Además de la gratitud del público asistente, el recibimiento, la atención y la bienvenida, no dejarán indiferente al profesor. Asimismo, Irán es un país con una gran riqueza cultural e histórica, lo cual hace que el viaje sea doblemente atractivo, dado que, en el tiempo libre, podrá conocer y disfrutar de una riquísima oferta de estímulos y emociones que difícilmente encontrará en otro país de la región. A su vez, se percatará que la situación real del país es muy diferente de la ofrecida por los medios de comunicación y los gobiernos occidentales.

La única y principal limitación que encuentro al programa Erasmus+ K107 para profesores es la corta duración de la estancia, ya que los 5 días + los respectivos días de viaje (2), se hacen muy breves para poder compartir opiniones y experiencias con los académicos iraníes y profundizar en el establecimiento de nuevos proyectos y discutir nuevas posibilidades de cooperación. Además, las 8 horas obligatorias de docencia también son demasiadas, dado que la preparación de conferencias, clases o talleres adaptados para el público iraní conlleva un tiempo añadido de, al menos, unas 3 horas por cada hora de clase, lo cual supone una gran carga de trabajo que se añade a las obligaciones laborales corrientes del profesor.»

Fernando Camacho Padilla comparte un artículo académico que escribió recientemente sobre sus experiencias docentes en Irán:

https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/10714839.2018.1448590?journalCode=rnac20