Alexandra Cheveleva, una estudiante de doctorado en Traducción Literaria en la Universidad Autónoma de Madrid, realizó la estancia de 3 meses en la Universidad Lomonósov de Moscú en la Facultad de Filología en 2017.

Su estancia ha sido muy productiva. Alexandra realizó investigación para su tesis doctoral, consiguiendo terminar la mayor parte de la tesis. Además, impartió clases a los alumnos de grado rusos, dio una clase magistral a los alumnos de máster, participó en un congreso e inició la traducción del libro de Prof. Yulia Obolenskaya, investigadora rusa que supervisó su tesis durante la estancia. Tras la estancia, han escrito un artículo científico juntas.

¿La experiencia de movilidad le ha ayudado profesionalmente? “Sin duda, sobre todo me dio la oportunidad de terminar la tesis. También era mi primera experiencia docente, he establecido muchos contactos profesionales, he empezado varios proyectos como la traducción del libro ya mencionado.”

¿Cuál ha sido el mayor logro o un momentos más difícil? “Mi primera clase impartida. Era a la vez mi logro más importante y la dificultad más grande de la estancia.”

Alexandra añade: “Creo que es una oportunidad extremadamente útil para los futuros investigadores, especialmente en la etapa de predoc cuando es importante entrar en el ambiente académico no solo a nivel nacional, sino también entenderlo a nivel mundial.”